2019, Microrelato, Poesia

105. Tiquismiquis

“Personas con escrúpulos o reparos vamos de poquísima importancia

Me han dado una patada en el trabajo. Trabajar en la biblioteca fue divertido hasta que llegó el calor. Mi alma es un secuestrador al que no le cogen el teléfono. El nuevo jefe parece un pingüino. No soportó verme dormido en el pasillo de literatura rusa. Los pingüinos pueden convertir el agua salada en agua dulce. ¿Qué hace con ese libro de Tolstoi ahí? Si algo me define es que respondo mejor cuando no he entendido la pregunta. No sé, es Tolstoi, dije. Tolstoi tuvo 31 nietos. Mi exjefe no ha leído Guerra y Paz. Nadie ha leído Guerra y Paz. Si un pingüino pierde un hijo se roba otro. No sé qué tienen en la cabeza. Tolstoi es un pingüino. Tosltoi es mi exjefe. La literatura rusa me patea las pelotas. Trabajar en una biblioteca está bien si tienes 400 años y sufres de amigdalitis. La vecina no responde mis llamadas, ni el timbre, ni las notas que le dejo bajo la puerta. He llegado a pensar que está muerta o que sencillamente debo buscar otra obsesión. Ana Karenina tenía mal aliento. Guerra y paz es un ladrillo indigerible, cuando mi exjefecaradepingüino me dijo que me largara, le di la espalda y salí silbando la marcha imperial. Soy el Darth Vader de mi edificio. La letra fea de una vecina sorda. No es que sea lento, es que no quiero trabajar.

Ahora tendré tiempo para buscar en Xvideos a una que se parezca a ella.

Poeta Favorito ®️

Anuncios
2019, frase, Poesia, reflexión

104. Noches de insomnio

Noches de insomnio, noches de letras, la estrella de oriente es testigo de cada pensamiento que se escapa y se materializa con los dedos. Noches de amores, de poetas desquiciados y sinceridad.

Poeta Favorito ®️

Conoce más del autor Aquí

2019, carta, Microrelato, mujer, Narración, Poema, Poesia, reflexión, relato

103. Bajo la lluvia

Su cabello dorado destella en cada sonrisa la sinceridad de una mujer que quiere ser feliz y sus labios la certeza de merecerlo. Ella es la chica de las expresiones sencillas, pero su boca, es ese tiempo suspendido en mis ojos, la caricia perfecta de cada palabra a mis oídos, el destino envidiable por muchos. Ni hablar de sus manos, son las extensiones de la eternidad, que no sólo quedan tranquilas tocando, transforman cada palpo en fuego, terciopelos que se deslizan con cada movimiento. Ella es la mujer que camina fuerte y segura por la vida, sabe que el mundo es suyo, tiene la certeza que puedo regalarle el espacio completo y hacerla una reina de mis sueños, abrazarla en cada momento y sentir sus latidos tan cerquita a mi pecho. Cerca, más cerca… tanto que las almas puedan perder el aliento. De nuevo su cabello dorado, jugando a esconderse en mi piel y tocarlo es sentir que nada ha sido en vano, pero verla sonreír bajo la lluvia fue descubrir que era ella a quien por tanto tiempo he esperado…

Poeta Favorito ®️

Conoce más del autor Aquí

2019, Microrelato, mujer, Narración, Poema, Poesia

102. Un paso más

La novedad  de la

vida se envuelve en tu mirada

Es tu extraña forma, pero tu esbelta sonrisa

La que nos produjo una salida

Vamos hacia el sur

Con tu paso a la guarida

Estamos en la puerta

Para emprender la partida

Ahora dispuestos a adentrarnos

En las diminutas y polvorosas vías

Enviamos grandes rocas que obstaculicen tu camino

Inmenso el paso que daremos

Sin salvarnos de las cosas

El pasado nos acoge y nos atrapa

Nos asfixia

Vamos a dar un paso más

Para alcanzar la felicidad.

Poeta Favorito ®️

Conoce más del autor Aquí

2019, Microrelato, Poesia, reflexión, relato

101. Wabi Sabi

“Término japonés utilizado para describir cuando se encuentra belleza en las imperfecciones”

11:11 Deseo que la chica de la que me enamoré me corresponda. Recuerdo que los imposibles son solo eso: Imposibles. El amor es una caída libre sin ataduras, el grito desgarrador de un mudo, la compañía de un muerto, una gota de agua dulce perdida en el mar.

Hay una señora vendiendo planes funerarios, como si morirse no fuera suficiente plan. Escucho a un señor decir con júbilo que se va

a viajar fuera del país.

El portero del edificio me sigue llamando

“veci”. Admiro a toda esa gente que es capaz de llamar vecino a cualquier desconocido.

Los diccionarios son un recuerdo efímero de algunos eruditos. La chica no me responde los mensajes. La amistad es el eufemismo para

llamar a las personas que no tenemos más remedio que incluir en nuestras vidas.

El plan funerario incluye cofre, misa y cremación, que delicia.

Recuerdo que de chico entraba a los funerales por tomar tinto gratis. Lo gratis en el país está escaseando.

En el supermercado ya no dan bolsas, “debemos

cuidar el planeta” grita alguien mientras arroja la servilleta al piso. Es inevitable recordar cuanto gastan los países desarrollados en esas cosas. El

señor se va para Estados Unidos, que emoción que cada persona que conozco siempre tiene a algún familiar viviendo en el extranjero. Qué pensará la señora que vende planes funerarios al ver a su mamá fumar. Hay muertos VIP. No tengo

seguro médico. Mejor compro el plan funerario. Mejor, como en todo, deshacerse de los cargos de conciencia. Aseguramos lotes para el póstumo encuentro.

Poeta Favorito ®️

Tomado del libro Diarios en la selva de cemento

2019, mujer, Narración, Poesia

100. Gozo

No percibo siquiera la felicidad y la dicha

aunque tenerte sea mi gloria

el éxtasis de tu presencia

el almíbar de tus ojos

concentrado en tu cuerpo

respiro de tu boca.

¿En que piensas?

¿Acaso en las sabanas que te dejan los firmamentos a mi lado?

Pirámide de sueños

resultado de vías encontradas

horas contigo, eternidad sin ti.

Verte, para mí la paz.

Soñarte, turismo de mi piel.

Besarte, locura de mis labios.

Amarte, perdición de mi alma.

Capturo tus momentos con cada abrir de mi suspiro

Estás sin darme cuenta.

Poeta Favorito ®️

Tomado del libro “Idilio Muerto” (Lo que dejaste aquí)

2019, Microrelato, Narración, Poesia, reflexión, relato

99. Nada personal

Uno (Nada personal)

Debería hacer un correo electrónico, dos cartas por correo postal o un mensaje enorme con un montón de emojis por whatsapp o Messenger. O tal vez está bien esto de escribirte en el silencio absoluto. Voy a decir tonterías como las que solía decir entonces. Se sabía perfectamente lo que te quería, y lo poco y lo loco que hacía diariamente por asegurarme que estuvieras bien, que comieras y te abrigaras mientras íbamos en la moto. A veces parecía más tu papá pidiendo que si salías por la noche llevaras chaqueta y no fumaras demasiado. Y que te cuidaras. Siempre. Te hice un montón de poemas porque me gustaba tu cara cuando los veía, y me gustaba la magia que salía de pronto cuando te veía fijamente y te ponías toda roja, no sabía que eso funcionara contigo. No sabía que yo podía hacer que alguien se ruborizara así. Nunca supe qué fue eso. Y los chocolates y las palomitas y las pizzas y contarle tanto de mi vida en esa pequeña ciudad. Que me llevara al parqueadero y me pidiera que avisara al llegar. Que se enojara porque no comía bien, y porque estaba un tanto loco. Lo siento, sigo estándolo. Y me reparo a diario. Yo no sé qué pasaba por mi vida entonces, ni qué era lo que tú pensabas pero, eso se parecía un poco a la felicidad …porque quizá fuiste algo así como mi trampolín amortiguador después de una caída fuerte en la que cada día pensaba que me moría. Literal. Eras como el resto de sol tras la lluvia, o el agua tras la deshidratación. Pero, qué veías cuando me veías… No sé qué pasaba por tu cabeza, no lo sabré ya más, pero, por mi cabeza pasaba tanto como se reflejaba en todo lo que hacía. Soy tan básico que transpiro cursilerias… Y bien, de modo que la forma más correcta de desearte que estés bien es escribirte de esta forma que no podrás leer. Aunque sé que te gustaba lo que escribía y te dejaba espontáneamente en mensajes consecutivos de whatsapp para que los leyeras al estar solita. Feliz navidad anticipada, feliz vida por ser tú y ser una buena ciudadana tanto tiempo. No sé por qué siempre he sido tan cobarde que no puedo odiar a nadie pese a las adversidades. No te odio. Necesito pensarte dos veces al día como mínimo cada 11:11. Espero que el frío no te apriete demasiado, ni la vida lo haga. usted ni me extraña ni se acuerda ni le importa, y no espero que lo haga porque estaría mal que lo hiciera. Quiérase. Yo la quiero un poco aún. Yo le quise demasiado y ahora quiero que sea grande porque usted es más de lo que se ve. Me acuerdo, y me consta que usted puede ser una buena persona si se lo propone. Todos estamos locos, sólo hay locos que hacemos arte y locos que son arte… Pero no es nada personal… Porque aquello no fue nada personal.