2019, Microrelato, Poesia

159. Sempiterno

SEMPITERNO: Que durará siempre; que habiendo tenido principio, no tendrá fin.

Ya estoy harto, hasta la náusea, de la pornografía sentimental y política de Internet. Sólo encuentro pretensiones intelectualoides, exhibicionismo afectivo, sobreactuación de la cotidianidad, falsa condescendencia, autocomplacencia y demás actitudes que terminan por anteponerse a la realidad, o incluso, la reemplazan… reduciendo la integridad humana a lo llanamente virtual y fútil… la convivencia física, el cara a cara… murió, dejó de existir… no sé qué objeto, no lo recuerdo, impulsó el internet, no entiendo la importancia que tiene hoy, y ya no reconozco a muchos de mis amigos… no son ustedes las mismas personas con quien pequé y me equivoqué y amé y odié según la vida fluctuara entre las vicisitudes de la hoy muy extraña cotidianidad. No puedo creer que todo haya quedado reducido a un perfil virtual; no puedo creer que la vida se trate de ir de un perfil en otro… extraño la espontaneidad vacua que hoy mudó para siempre de esta vieja nave compuesta de polvo estelar. No quiero saber dónde trabajas, no quiero ver qué carro tienes, no me importa si te casaste, si tienes un hijo o si te esfuerzas por adelgazar, no quiero enterarme de cada suceso irrelevante de tu vida, no quiero cosmogonías apretadas en un post ni discursos de plantilla cada que ocurre una tragedia en el mundo. Sé que no eres la novia perfecta, sé que quedaste embarazada siendo adolescente, sé que pelean por cada estupidez y que le eres infiel aunque publiques fotos diciendo que la amas, sé que tu amor por los animales no se compara con tu ego, sé que tanta vehemencia se ahoga fácilmente en una botella de cerveza o en la ceniza de una pipa cargada de marihuana, sé que tanta irreverencia hoy viene a reemplazar forzosamente a aquel niñito maltratado en el colegio… ya estoy harto de ti, y si no fuera porque quedé atrapado, condenado, a la pesadilla orwelliana y toda mi vida, todo lo que soy, está vinculado a este submundo artificial, probablemente ya habría cerrado este perfil.

Anuncios
2019, Microrelato, Poesia

158. Nefelibata

NEFELIBATA: Dicho de una persona soñadora que no se apercibe de la realidad.

En la escuela te enseñan cómo multiplicar 9×8 te hacen leer Hamlet y memorizar los primeros 10 artículos de la constitución. Pero no te enseñan cómo dejar de amar a alguien que ha dejado de amarte, o cómo lidiar con derrotas cuando un amigo se va sin decir adiós, o cuando un amigo muere porque el cáncer se comió su cuerpo. En la vida he aprendido que el alcohol puede hacer tantos problemas como los que resuelve. Y se siente tan bien dejar que mi garganta se queme en lugar de mi corazón y no prestarle atención a los problemas en mi cabeza que yo no podía resolver. Porque la vida no es 9×8 y no es la forma en que los autores describen a sus personajes en una historia. Son esas noches que permaneces despierto por extrañar mucho a alguien que amas o cosas del pasado que no importan. Deseando que las cosas sean diferentes y al día siguiente te das cuenta de que no se puede y entonces es cuando te levantas después de estar abajo por tanto tiempo. Porque de eso se trata la vida, pero nadie puede enseñarte eso, nadie puede ayudarte cuando estas en duelo. Porque todos dicen que necesitas apoyo, pero la verdad es que del único que depende estar bien es de uno mismo.

2019, carta, frase, Microrelato, Poema, Poesia

157. Encontrar el rumbo

Encontrarte en aquel día fue haber visto el rumbo a las miradas que se perdían todos los dias entre el desasosiego de los dias de invierno y las preocupaciones por un mañana mejor.

Encontrarte amor, es el regalo que tenia guardada la vida para mis dias de tristeza y mis noches de locura. desde que tú en mi vida, nada más he necesitado, nada más es impreciso o desafortunado. Siempre tienes la sonrisa iluminada, la palabra adecuada, la caricia precisa, el amor bendito.

Verte es encontrarme en medio del paraíso que hace fiesta en mis pupilas, escucharte es danzar al ritmo de la fiesta que hay en mi pecho cuando pronuncias mi nombre. Sentirte cerquita a mi, es poder saber que no hay otra mitad tan perfecta que se ajuste a mi medida, en la cavidad perfecta, en el espacio enorme que antes no era sino un agujero oscuro repleto de malas decisiones.

Amor el que tenemos, amar lo que hacemos, enamorar lo que haces todos los dias cuando me sonries, cuando puedo ver en tus ojos el reflejo de mi felicidad completa.

desde que tú, dejamos de ser los dos para ser siempre uno.

2019, frase, Microrelato, Poesia

156. Efímero

EFÍMERO: Aquello que dura por un periodo muy corto de tiempo.

Ha pasado una semana de mi nueva vida. La idea de tirarme por el hueco del ascensor coge fuerza cuando recuerdo que mañana debo trabajar. Poseo un talento innato para la pereza. Ayer conocí a una chica por la calle. Conocer gente nueva es entretenido porque así tengo gente nueva de la que huir. Quise decirle mil cosas pero no pude. Todo el mundo te advierte sobre lo peligroso que es fumar y nadie sobre lo que duelen las palabras que no se dicen. Acabo de batir mi marca en 100 metros planos bostezando. Buscando la felicidad me he dado cuenta de que siempre que cierro el puño dejo el pulgar adentro. Por estos días el mundo me cae bien. Harakiris. Niños bien peinados. Cocaína de colores. La soledad de las jirafas. El emoticón de las niñas que bailan polka. Los espejos. La escena de los velociraptors en la cocina en Jurassic Park. El Chocó. Hay cosas que no deberían desaparecer en el futuro. He soñado que talaba un árbol rodeado de lobos mientras una anciana me apuntaba con una escopeta de dos cañones y luego me besaba. Era un sueño hermoso. El amor es un yo-yo. El amor no correspondido una hemorragia. La chica que conocí en la calle vive por mi casa. Espero volver a verla.

No llueve. El cielo parece un mar patasarriba.

Algo trama el día.

Habrá que estar alerta.

2019, Microrelato, Poema, Poesia

153. Iridiscencia

IRIDISCENCIA: Fenómeno óptico donde el tono de la luz varía creando pequeños arco iris.

Miércoles. Es un día distinto. La ciudad luce de otra forma. La gente luce fenomenal, como si por fin todos sus sueños pudieran cumplirse. Querer ser algo en la vida ha destruido a más gente que la cocaína. Mi desayuno son cuatro mandarinas y un Dolex Gripa. Me interesa todo lo que no sirve de nada, me gustan las personas que no me recuerdan a nadie, me gustan los lugares por donde nunca he pasado. A esta altura del año no tengo trabajo, ni amor, ni dinero, ni salud. Pero poseo la codicia insuperable de no querer ser nada en esta vida. La misma superioridad moral de comerse una manzana en público o de no saber el camino de regreso. Hace días no sé nada del mundo. Como si el presente importara. Si pudiera ver el futuro miraría hacia otra parte. Me gusta pensar en el pasado. Todos deberíamos poder invertir el curso del tiempo al menos 457737 veces en la vida. Extraño ver cómo los niños se volteaban los párpados. Al mundo le falta poesía. Tuve una idea: un autobús turístico lleno de gente que te odia. Para en lugares en los que has fracasado brutalmente y se hacen fotos y se ríen mucho de ti. Me acaban de decir que eludo mis responsabilidades, cómo si supiera cuáles son. Fracasaré pero al menos no lo habré intentado.

Ojalá todo fuera tan fácil como quedar mal.

Y ahora dime que no es un día maravilloso.